Internacionales

4 razones prácticas por las que muchos sacerdotes jóvenes han vuelto a usar sotanas

4 razones prácticas por las que muchos sacerdotes jóvenes han vuelto a usar sotanas

La sotana fue alguna vez la forma más común de vestimenta clerical, pero desde finales de la década de 1960 fue abandonada por muchos presbíteros. Hoy, sin embargo, varios sacerdotes jóvenes han empezado a utilizarla.

El sacerdote católico Mons. Charles Pope publicó el 5 de julio de 2017 un artículo en el National Catholic Register, titulado “Why Traditional Priestly Cassocks are Making a Comeback”, en el que explica algunas razones por las que los sacerdotes jóvenes prefieren la sotana, vestimenta que califica como “distintiva y eminentemente sacerdotal”.

“La gente me agradece a menudo por usar la sotana, pero nunca he tenido a nadie que me agradeciera por usar un traje. Esto me dice que la sotana significa algo especial para el pueblo de Dios”, indicó.

Aquí las razones por las que la sotana se ha vuelto a poner de moda, de acuerdo a Mons. Pope:

1.  Es fresca

Según Mons. Pope a mucha gente le sorprende cuando les asegura que su “sotana es más fresca que el típico traje clerical”.

“Sin proporcionar demasiada información, basta con decir que no tengo que usar un conjunto completo de ropa debajo de la sotana. En el verano, un modesto par de pantalones cortos sueltos con una cómoda cintura elástica, una camiseta de algodón y calcetines son suficientes” señaló.

Asimismo, dijo que porta “sotanas de verano”, de “un material ligero y transpirable” y que es “placenteramente fresca en comparación con un traje”.

2. Es suelta

“Nunca he sido un fan de la ropa ajustada que están de moda hoy. La sotana, cuando está desgastada sin la fascia (un cinturón ancho), cuelga flojamente en el cuerpo”, aseguró el sacerdote.

Además, dijo que puede ocultar el sobrepeso, “a diferencia de los pantalones ajustados o un cinturón”, que se lo “recuerdan constantemente”.

3. Tiene bolsillos grandes

Por otra parte, Mons. Pope dijo que “la mayoría de las sotanas tienen bolsillos profundos y anchos”.

“Son casi como alforjas pequeñas, y como la sotana cuelga libremente, los bolsillos abultados no son un problema. Muchas cosas pueden desaparecer en esos bolsillos porque son anchas y se extienden tan profundamente, justo después de las rodillas”, añadió.

4. Es práctica

El presbítero sostuvo que “no se necesita mucho tiempo para ponerse la sotana”, porque solo necesita colocarla sobre su cabeza, “poniendo sus brazos a través de los agujeros del brazo ancho, y luego la gravedad hace el resto”.

“Debido a que se cuelga libremente, no hay necesidad de ajustar o doblar. Hay botones, pero están hechos de tela y se desabrochan fácilmente. El cuello de lino solo se acomoda en su lugar; no hay necesidad de botones de cuello. Es simple, ligero y rápido. Si quiero quitármelo, los botones se abren fácilmente y salgo de la sotana. ¡Sencillo!”, agregó.

No obstante, Mons. Pope dijo que “hay veces en que la sotana es inconveniente”, con “cualquier trabajo altamente físico que implique levantamiento o transporte” que necesitarían otro tipo de vestimenta.

“Incluso cuando simplemente subo escaleras mientras llevo cosas en mis brazos, tengo una tendencia a pisar la sotana y tropezar. Tengo que tener cuidado, pero tal vez eso es algo bueno”, añadió.

Lia Mirel Salas

julio 12th, 2018

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *